Siendo albañiles, Mónica y Pancho han sacado a su familia adelante por más de 20 años

,

Mazatlán, Sin.- Más de 8 horas bajo el sol para solventar los gastos de su hogar y así sacar adelante a su familia, Francisco Alberto Pineda Aguilar, mejor conocido como “El pancho”, lleva más de 20 años dedicándose a la albañilería, donde la parte más difícil de su trabajo es mantener la rutina, ya que es una labor donde realiza obras pesadas; sin embargo, dijo que lo más importante es sentir amor hacia su trabajo.

El es originario de Cajón Ojo de Agua #2, un ranchito que pertenece al municipio de El Rosario, donde aprendió esta profesión cuando apenas tenia 18 años de edad, reconoció que lo hizo por necesidad y sobre todo el gusto por ganar dinero desde temprana edad; por lo que ahora, luego de un accidente que sufrió el año pasado en su brazo izquierdo, su esposa Mónica Rodríguez lo apoya en este camino de la construcción.


“ Tenía de 18 a 20 años más o menos, me gustaba eso del enjarre, con eso empecé, sí es pesado, lo que pasa es que de ahí sale un poquito más para solventar los gastos, porque es un trabajo mejor pagado que el campo, que todo un trabajo.
…pues peligroso, pero debe de cuidarse uno, porque ya me ha tocado, el año pasado, de hecho, tuve un accidente, me corté la mano con un rehilete y ahí también duré como dos meses para recuperarme, pero aquí ando echándole ganas a la obra”. Expresó.

Mónica Rodríguez Olivares, esposa de Francisco, reconoció su trabajo de un año 6 meses en la albañilería, ya que es un claro ejemplo de que las mujeres también pueden realizar cualquier actividad, y la satisfacción más grande que ella siente es que las personas quedan satisfechas con su trabajo.


“ Para mi representa un reto, yo creo que todas las mujeres podemos realizarlo, así como hombres también pueden realizar trabajos de mujer, también las mujeres podemos hacerlo.
Para mi no ha resultado tan difícil, no me cuesta mucho trabajo realizar este trabajo, aunque sí es un poco pesadito, pero sí puede uno sacarlo adelante y más con la ayuda de mi pareja.
Yo le agradezco a la Santa Cruz que gracias a este trabajo hemos podido salir adelante”. Expresó.

Mónica y Pancho son creyentes religiosos, de tal manera este Día de la Santa Cruz le piden que en sus jornadas no se presente ningún tipo de accidente y así poder seguir construyendo patrimonios para las personas que les dan la oportunidad de trabajar.

Mónica Rodríguez Olivares, esposa de Francisco, reconoció su trabajo de un año 6 meses en la albañilería, ya que es un claro ejemplo de que las mujeres también pueden realizar cualquier actividad, y la satisfacción más grande que ella siente es que las personas quedan satisfechas con su trabajo.

Te puede interesar