Salud y economía avanzan de la mano ante el COVID-19: Coepriss

,

Luz Maldonado

Culiacán, Sinaloa.- De manera gradual, prudente, ordenada y exitosa, la fase de reapertura de la economía en Sinaloa ha alcanzado casi el 100 por ciento, por lo que se descartan por el momento acciones de nuevo confinamiento y cierre de actividades y negocios no esenciales dado que se han respetado los protocolos de sanidad contra el Covid-19.

El titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Jorge Alan Urbina Vidales, sostuvo que las medidas sanitarias aplicadas permitieron garantizar una reactivación y un entorno seguro para trabajadores, proveedores, clientes o consumidores y todas las personas que interactúan o tienen relación con estos procesos.

“La mayoría de los empresarios y los comerciantes han cumplido los protocolos y lineamientos sanitarios en este proceso de reapertura segura para preservar la salud y prevenir el COVID-19”, destacó.

Según el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del INEGI, Sinaloa cuenta con 125,550 unidades económicas, tanto esenciales como no esenciales, que ya abrieron casi en su totalidad lo que demuestra que la reactivación económica de Sinaloa, de la mano de la salud, va por buen camino.

El comisionado precisó que según estimaciones del propio Secretario de Economía, Javier Lizárraga Mercado, en Sinaloa se mantuvieron activas alrededor de 67 mil unidades económicas, con estrictos controles sanitarios, que se consideraron esenciales, y desde el primero de junio de 2020 inició el proceso de reactivación de la economía de manera responsable y segura con la Nueva Normalidad lo que permitió la reapertura de las unidades no esenciales.

Jorge Alan Urbina Vidales afirmó que prueba de la buena respuesta de las unidades económicas de Sinaloa los 107 negocios suspendidos durante 2020 por incumplir los protocolos sanitarios representan una estadística menor al uno por ciento del padrón total.

“Durante 2020 realizamos 12 mil 500 verificaciones para vigilar el cumplimiento de los protocolos sanitarios, lo que derivó en la suspensión temporal de 107 establecimientos, entre gimnasios, carnicerías, restaurantes, tiendas de ropa, farmacias, tortillerías, consultorios médicos, laboratorios clínicos, líneas de autobuses y tiendas de autoservicio, entre otros”, informó.

Una muestra de la buena respuesta de las unidades económicas, enfatizó para concluir, es que durante 2021 únicamente se ha suspendido un café restaurante en Culiacán por violar las normas de prevención contra el coronavirus, sin embargo esa unidad económica resolvió las observaciones y ya se encuentra funcionando.

Te puede interesar