Organismos como INE, INEGI, COFECE no han asumido su autonomía respecto a gobernantes y poderes fácticos, sino para asignarse sueldos desproporcionados: Almaral Rodríguez


Culiacán, Sinaloa.- La mayoría de quienes han integrado órganos como el Instituto Nacional Electoral(INE) como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFETEL) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) no han asumido su autonomía respecto a gobernantes y poderes fácticos, sino para asignarse sueldos desproporcionados, acusó el diputado por Morena, Marco César Almaral Rodríguez.

Citó como ejemplo que en la larga lucha por una auténtica democracia, el pueblo mexicano forzó la creación de un órgano autónomo encargado de la función de realizar elecciones limpias, equitativas y creíbles de las que emergieran gobiernos y representaciones legítimas, el INE, meta que aún no se logra, argumentando que aún existen topes de campaña, poderes fácticos y tarjetas a cambio del voto, por mencionar algunos.

“Lamentablemente la mayoría de quienes han integrado estos órganos no han asumido su autonomía al respecto gobernantes y poder fácticos, como lo indicaba su respaldo teórico y la intención del legislador, si no para asignarse sueldos desproporcionados en un ambiente como el mexicano que destaca por la desigualdad social y salarial, ciertamente tales órganos no inauguraron el mal ejemplo, pues antes fueron la élite política gobernante y la judicial”, señaló.

Almaral Rodríguez recordó que el 5 de noviembre de 2018 se publicó la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, Reglamentaria de los Artículos 75 y 127 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Precisó que este nuevo ordenamiento tenía por objeto regular las remuneraciones que perciben los servidores públicos de los poderes de la Unión y todos los demás entes públicos federales, incluidos aquellos dotados de autonomía constitucional, donde ningún servidor público recibiría una remuneración o retribución mayor a la establecida para el Presidente de la República.

Ante ello, dijo que empezaron las resistencias de los beneficiarios de los altos sueldos en el sector público, la llamada “Burocracia Dorada”, siendo así que en abril del presente año la Primera Sala de la Suprema Corte, en votación dividida, confirmó la suspensión que prohíbe reducir el salario que perciben altos funcionarios del INE, la COFECE y Banco de México, al resolver diversas controversias que impugnaban los topes a los elevados sueldos de los funcionarios públicos federales.

Resaltó que con esta resolución de la Corte, las y los consejeros del INE podrían seguir percibiendo los 263 mil pesos mensuales brutos, además de un seguro médico privado y otro de separación individualizada que cuesta alrededor de 270 millones de pesos al año, con excepción de dos consejeros que aceptaron devolver la mitad de su sueldo a la Tesorería.

Por eso, aseveró que un mes después de la resolución de la Primera Sala de la Corte, el 19 de mayo pasado, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Finalmente, agregó que actualmente el Gobierno de México y el Congreso de la Unión han continuado sus esfuerzos porque se cumpla la Constitución en materia de remuneraciones de los servidores públicos y acabar con su régimen de privilegios.

Te puede interesar