Exponen desplazados problemas de violencia y falta de vivienda ante Rocha Moya.

A partir de la una de tarde de este lunes, representantes de grupos de personas desplazadas de la zona norte, centro y sur de Sinaloa, entablaron el diálogo con el gobernador.

El primero en exponer su caso fue el señor Guadalupe Vizcarra, desplazado de Guamúchil, quién solicitó al gobernador una casita y de haber oportunidad también un empleo.

“Que nos den una casita para vivir, para no andar sufriendo, no puedo trabajar le ayudó a la mujer a hacer pan, yo tengo desgastada mi rodilla”, dijo.

De la misma forma, Miguel Ángel Gutiérrez, desplazado de la comunidad de Rastra al sur de Sinaloa, recordó que en 2017 mataron en la comunidad de Poteritos a mas de 8 jóvenes, dando inicio así a una guerra delictiva donde él junto a sus vecinos, se vieron en la necesidad de bajar hasta Mazatlán para refugiarse. Hasta la fecha, muchos viven de “Arrimados”, con amigos o conocidos.

Él, solicitó al gobernador la realización de un censo de personas desplazadas y que en base a eso, se otorguen viviendas, terrenos, empleos o la necesidad que cada familia requiera.

Así sucesivamente, mas de ocho testimonios compartieron su situación de vida, la mayoría solicitó al ejecutivo, una casita, un terreno, una despensa alimenticia, otros más la oportunidad de trabajar y otros más, la gestión de becas educativas para sus hijos, quienes al momento de salir de sus comunidades también lo perdieron todo hasta sus estudios.

Por su parte, el gobernador Rubén Rocha Moya, resaltó que el patrimonio mas importante de una familia es el hogar, y ante eso, se comprometió con este grupo de ciudadanos, a gestionar oportunidades de vivienda ante diversas instituciones como lo son; Infonavit, Cvive y Banobras.

Rocha Moya dijo que también dará continuidad a la donación de terrenos que algunos grupos defensores ya han promovido en distintos municipios.

Puntualizó que también se abarcará el trabajo en materia de generación de empleos, a través de programas federales como Sembrando vidas, la gestión de becas para estudiantes y la creación de un censo que permita distinguir las necesidades de cada familia afligida.

Te puede interesar