Coepriss, CIAD e Intercamaral ponen en marcha el programa estatal de monitoreo de aire en comercios cerrados, para la detección de COVID-19

,

  • Estos monitoreos se realizan mediante el uso de filtros de membranas especiales.

Culiacán, Sinaloa.- El comisionado estatal para la protección contra riesgos sanitarios de Sinaloa(COEPRISS), el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo(CIAD) unidad Culiacán y la Intercamaral pusieron en marcha el programa estatal de monitoreo de aire en los espacios cerrados de los establecimientos comerciales de Sinaloa para la detección del COVID-19.

El comisionado estatal para la protección contra riesgos sanitarios de Sinaloa (Coepriss), Jorge Alan Urbina Vidales, explicó que la toma de muestras de aerosoles están diseñados para detectar los virus mediante el uso de filtros de membrana especiales y permite monitorear el aire ambiente en áreas cerradas para detectar de manera precisa la presencia del virus.

“Este programa es fundamental porque el medio ambiente es un factor potencial de transmisión importante y estos análisis nos permiten reducir la posibilidad de transmisión al identificar puntos de riesgo mediante el monitoreo del virus en el aire, y de esta manera orientar las medidas de prevención con más efectividad”, comentó.

El primer monitoreo de aerosoles para la detección del virus COVID-19 se realizó esta semana en el restaurante Clan Taniyama, su propietario José Miguel Taniyama, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) de Culiacán, afirmó que es mejor monitorear que cerrar empresas.

El monitoreo será de manera voluntaria y cada propietario de establecimiento absorberá el costo de la prueba PCR, porque se trata de un esfuerzo intercamaral para mantener activa la economía con altos niveles de bioseguridad, mejorando los protocolos y disminuyendo los riesgos.

Finalmente, Jorge Alan Urbina Vidales subrayó el compromiso de coordinar esfuerzos con el sector empresarial para proteger la salud de la población y dar certidumbre a la economía al desarrollar acciones para fortalecer los protocolos de bioseguridad.

Te puede interesar