1ra Cadena 88.7 FM

Ciudadanos dudan que altos funcionarios quieran atenderse en el IMMS o ISSSTE

Autor: Radio Fórmula RF Culiacan

|

Fecha: 2 enero, 2019

Manuel Aceves

Culiacán, Sin. – Como parte de la política de austeridad impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se retiró el seguro medico privado a funcionarios de primer nivel, incluyendo diputados y senadores, con lo que ahora tendrán que atenderse en las clínicas del IMSS, ISSSTE, Seguro Popular o bien costear servicios médicos privados de su propia bolsa.

Tras este cambio que ha generado polémica, Fórmula Noticias le preguntó a los derechohabientes de estos sistemas públicos de salud lo que piensan al respecto, ante lo que se mostraron escépticos.

Algunos de los entrevistados no pudieron evitar soltar una carcajada, pues consideran casi imposible ver a un funcionario de primer nivel formado en una fila desde las cuatro de la mañana a fin de esperar un turno, tal y como muchísimos ciudadanos lo hacen todos los días a fin de esperar una consulta.

“No señor, no creo, porque ¡cómo se van a juntar con la gente!”
“En su vida van a pasar por aquí, jamás van a andar juntándose con la demás gente, menos un político”
“Tienen que hacer cola para poder atenderse”
“… para citas, para todo, para curarse”.

-¿Cuánto tiempo tarda un paciente para poder ser atendido?

“Todo un día, pero eso es para la cita, porque luego sigue la consulta, son unas colonas, pero aquí, porque en el Hospital General está peor”, dijeron derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social”.
Otros derechohabientes comentaron que ante la nueva demanda sería necesario contratar más personal, tener una mayor infraestructura y sobretodo mejorar el trato ya que este actualmente deja mucho que desear.
“Yo estuve internado en el Hospital General cuando me amputaron la pierna, y me he dado cuenta cómo tratan a la gente, les cobran un dineral por una operación, ahí anda la gente desesperada vendiendo lo que no tienen para poder cubrir la cuenta, son una bola de rateros, yo traía la pierna bien infectada, me traían, tirándose la bolita unos a otros, por eso se me infectó la pierna así, al grado de que tuvieron que amputármela”.
El señor Florencio Corrales, lamentó que son muchas las personas que pierden ante las fallas del sistema, pero además ante la ausencia de una atención de calidad.
“Ahorita me están diciendo que acaban de operar a un señor de corazón abierto y no quedó bien y lo vuelven a programar pa´ mandarlo a Obregón o Hermosillo, no quieren responder por un paciente así, no quieren, se ocupa la atención”, señaló.
Hubo quienes vieron con buenos ojos esta medida, pues consideran que sólo dándose cuenta de la realidad se pondrán hacer cambios de fondo en los sistemas de salud, pero fueron enfáticos en que tanto los funcionarios como los ciudadanos deberán ser tratados por igual, sin que los cargos que ostentan representen un pase a una atención más rápida y de calidad.