1ra Cadena 88.7 FM

Arancel al tomate provocaría desempleo y crisis migratoria

Autor: Radio Fórmula RF Culiacan

|

Fecha: 9 mayo, 2019

La imposición de aranceles al tomate mexicano dejaría fuera del mercado a pequeños y medianos productores, lo que afectaría 400 mil empleos directos y un millón de indirectos.

Manuel Aceves

Culiacán, Sin.- La aplicación del arancel al tomate mexicano, que inició el pasado martes, pone en riesgo a productores de hortaliza mexicanos quienes podrían quedar fuera del mercado por insuficiencia financiera.
Lo anterior lo advirtió Mario Haroldo Robles Escalante, director de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH).
Se prevé que el pago del arancel del 17.5 por ciento en exportación de tomate mexicano, genere a los productores un costo anual superior a los 350 millones de dólares, por lo que el especialista avizora que pequeños y medianos empresarios son los que más sufrirán estas las afectaciones.
Entrevistado en la Mesa de Análisis de Fórmula Noticias, Robles Escalante estimó que algunos podrían verse imposibilitados a cumplir este requisito, por lo que necesariamente tendrían que abandonar el mercado.
“No tenemos muchas opciones de mercados, ósea el único mercado que tenemos grande para esos volúmenes es el de Estados Unidos, los productores van a tener dos opciones: los puedan seguir pagando arancel van a seguir en el negocio y con la misma capacidad instalada, pero los que no, probablemente tendrán que cambiar de cultivo, eso va a tener a lo mejor algún impacto fuerte en el tema de empleo, de migración, y al final el fenómeno migratorio en México que ya estaba más o menos calmado se puede reactivar y empezar no sólo haber caravanas de centroamericanos sino de mexicanos”.
Y es que de acuerdo a estimaciones, están en riesgo 400 mil empleos directos y un millón de indirectos, pero además el fenómeno también terminará afectando a los propios consumidores de Estados Unidos, quienes tendrán que pagar hasta un 40 o 50 por ciento por este producto.
“Va a tener un impacto definitivo y fuerte en el consumidor final, porque una vez que cruza la mercancía la frontera, el valor se multiplica por tres, es decir, la mayor parte de valor agregado está dentro de Estados Unidos, entonces al consumidor cualquier cosa que le pongas en la frontera, se multiplica por tres”, resaltó.
Las negociaciones continúan en el Departamento de Comercio de Estados Unidos, con la participación de productores mexicanos, autoridades estadounidenseses, indirectamente la Secretaría de Economía, ello en espera de un acuerdo satisfactorio, pues de lo contrario el tomate podría entrar vía mercado libre, tal y como se hacía antes de 1992.