1ra Cadena 88.7 FM

Marcadores electorales no se borran, garantiza el INE

Autor: Radio Fórmula RF Culiacan

|

Fecha: 13 junio, 2018

El material que se va a utilizar el próximo primero de julio es resistente a todos los climas y su marca sobre el papel no se borrará sin dejar vestigios sobre el papel, aseguró el vocal ejecutivo en Sinaloa, Jorge Luis Ruelas Miranda.

Fernanda García

Culiacán, Sin.- Los marcadores que van a utilizar los mexicanos para votar el próximo primero de julio no se borran sin dejar indicios en las boletas electorales, además de que son resistentes a los diferentes climas que hay en el país y no traspasan el papel, garantiza el Instituto Nacional Electoral.
Los mismos están elaborados con cera, pigmentos y aglutinantes, son negros, cuentan con la leyenda “elecciones federales 2018” y fueron sometidos a diversas pruebas para dar la certidumbre en los comicios, señaló el vocal ejecutivo de la junta local del INE en Sinaloa, Jorge Luis Ruelas Miranda.

En cuanto a las formas válidas de votar, el titular del instituto recordó que el pasado 7 de junio el consejo general aprobó el que se respete la voluntad de los electores que quieran poner el nombre de los candidatos en vez de una marca, que también pueda hacerse a lo largo y ancho de toda la boleta o bien, que se ponga un apodo o apellido, tal como “el bronco”, peje, Meade, AMLO o Anaya, a la vez que refirió que la nulidad o validez quedará a criterio de los funcionarios de casilla, siempre y cuando no se plasmen groserías o insultos.

“El tribunal tiene años que nos ha pedido que respetemos la voluntad del elector y si el elector decide, en lugar de poner una marca, poner el nombre del candidato porque quiere votar no hay razón para que no sea considerado como válido, si ponen el nombre de un candidato tendrán que ser válidos, hay que recordar que esa es una deliberación que van a hacer los funcionarios de casilla, y obviamente tendrán que ser los que tengan que tener el registro de los apodos”, indicó.
Por otro lado, el Instituto también garantiza que el líquido que se pone en el dedo de los votantes es indeleble y cumple con las características que marca el reglamento de elecciones, tal como la permanencia en la piel mínimo 12 horas, así como la resistencia a disolventes como el agua, jabón, detergente, alcohol de 96 grados, quitaesmalte, thiner, aguarrás y gasolina.