1ra Cadena 88.7 FM

Aprueba Congreso subasta de la casa de gobierno

Autor: Radio Fórmula RF Culiacan

|

Fecha: 12 octubre, 2017

El recurso que se obtengan será destinado a atender las necesidades del sector salud, avalaron los diputados.

Fernanda García

Culiacán, Sin.- Este jueves en el Congreso Local se aprobó la subasta de la casa de gobierno, ello luego de que el gobernador, Quirino Ordaz Coppel, enviara la solicitud el pasado 14 de septiembre con el argumento de que el bien inmueble es innecesario para el Ejecutivo ya que tiene 7 años sin ser habitado por parte de algún mandatario estatal, además de que su remodelación generaría un alto costo al erario.

Por aval de los diputados, se decidió que el recurso que se obtenga con la subasta, la cual iniciará con un monto de 40 millones de pesos, será destinado a atender las necesidades del sector salud.

En un principio el dictamen elaborado por la Comisión de Hacienda establecía que el dinero se iría a la remodelación del Hospital General de Culiacán y a inversión social, sin embargo, la diputada del Partido Acción Nacional, Francisca Henríquez Ayón, propuso una reserva para que se ampliara a la red de salud en general; también la fracción parlamentaria de MORENA había pugnado porque el recurso sirviera para pagar las deudas que se tienen con el magisterio sinaloense.

“Consideramos que los ingresos provenientes de la venta de la casa de gobierno, como coloquialmente se conoce, se destinen con la intención de atender las necesidades dentro del sector salud en Sinaloa destinando el recurso disponible para la mejora en la operación del sistema de salud, el cual enfrenta, además, diversos retos y desafíos entre ellos, mejorar su nivel de cobertura, atención prioritaria en la población rural, implementación de tecnologías, personal calificado”, indicó.

Cabe señalar que la casa de gobierno cuenta con 2 mil 678 metros cuadrados, se ubica en la colonia Guadalupe en Culiacán y que según la información proporcionada por el Ejecutivo, cuenta con un severo deterioro, degradación estructural, espacios físicos obsoletos y falta de espacio de trabajo funcional, por lo que la reparación sería onerosa.